Dualidad 101 217


 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Noveno decanato

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: Noveno decanato   Vie Ago 16, 2013 6:22 pm

81- Puede ser

Puede que no se trate de quemar tanta noche
de ir unos metros más
o de quedarse sólo a preguntar
si cómo es que se llega a lo que vemos
cómo serán los próximos diez mil atardeceres
qué expulsará el volcán en la erupción que sigue
o qué busca el astrólogo en el fondo del Nilo.

Habría un objetivo
una meta que ya no implique otras
un punto desde el cual todos los otros
no podrían perder esa capacidad
de despertar la sed,
un punto desde el cual, en sin embargo,
la prisa perdería su tonta condición;
sin caer en el grave engaño de absolverse
ni en la lujuria ciega de flagelarse en vano,
dejándolo pasar y dejándolo hacer
pero por ir pasando y por vivir haciendo
con la frente marcada por los pasos,
portando la frescura en las maneras
desde el cuerpo finito hasta su edad
mitad deshielo tórrido y mitad indecible
como una madre sola
que jamás conoció a la que la parió.

Que vayan reposando las veredas
que los árboles vean de aprender a dormir
que cada nube sepa el nombre que le dieron
los niños en sus patrias,
para que así las hojas no obliguen a la búsqueda,
para que los relojes mientan al dar la hora,
las bacterias se llamen al suicidio
se convierta el senado
y todos juntos puedan
escocerse pacíficos en el todo pasado.

Porque sí puede ser, es muy posible
que inmerso en lo tangible de una mirada alzada
no se trate de noches que se queman
de avanzar los espacios
o de parar y en calma preguntar
quién colocó el espejo que creemos
perfecto nos refleja.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 82- Lentes   Vie Ago 16, 2013 6:32 pm

82- Lentes

Era entonces posible la ternura
porque ya en su raíz
se implicaba su basta como exacta memoria
que habría de volver
al punto desde el cual fue disparada,
para escuchar que no se debe comparar
para decir que uno jamás juzga
y aunque una y otra línea sean solo mentiras
se pueda procurar creer que sea cierto.

La calma va mutando
como muta la fuerza de la diestra
cuando son las toxinas las que desaparecen,
como también varía la idea de los átomos
en la mente del hombre que recorrió montañas.

Menos gente y por ello mayor público
la selección precisa y natural
que ubica frente a frente al que habla y al que escucha
unidos por lo claro de un mensaje
que pareciera no incumbirles de pleno
a la hora de los gestos cotidianos
en donde el nadador
desprecia brutalmente cada gota.

Y todo sucediendo
por la cruel dependencia de los lentes
con los que solo puede verse lo ya vivido
o lo posible acaso de vivir,
pero nada que cruce
el límite forjado de la imaginación
-la ruta que transitan
los que nunca pudieron con altas densidades-.

Aún así, el relato de miles de carencias
frente a la explicación de su sentido,
aquella ideología vivida y defendida,
el secreto más íntimo quedando al descubierto
-en donde una careta se intercambia por otra-,
basando su valor desde los otros lentes
aptos para ver sólo el interior.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 83- La otra vez   Jue Ago 22, 2013 6:27 pm

83- La otra vez

Me senté junto a los muertos
y les tome de la mano
para poder preguntarles
acerca de mi final,

el aire -no permitido-
nos rozó cada palabra,

sabiendo que no sabía
ni el lugar predestinado
ni los últimos deseos
-apto para compartir
un montón de cielos rotos-.

Quisieron así acceder
a lo que aprendí de chico
al respecto de sus vidas,
si algo de lo que ellos fueron
formaba parte de mí

-la Historia, bajo la luz
de una Diana indefinible
de nuevo se hizo sonrisa
sin dejo de vanidad-.

Pretendiendo yo sentir
no pude expresar engaños,
algo hacía que me fuera
todo confesable y limpio,
y la ausencia de reproches
parecía -tanto- ser
un manto de comprensión.

Sin mirarnos ni estudiarnos,
midiendo todas las formas
desde cierta lejanía,
palabra a palabra fuimos
llegando a los desenlaces.

Los que escribieron sin mancha
sobre lo que otro escribió,
los auto retratos pulcros
recorriendo panteones,
el reloj que se detuvo
y que nos miró de frente,
ocurrieron sin tensión.

De a poco fueron volviendo
las notas vueltas sonido
desde oriente y de occidente
el paisaje fue cambiando
hasta que encontré tu rostro
justo detrás de la copa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 84- De se hi d ai   Lun Ago 26, 2013 6:28 pm

84- De se hi d ai

No hubo necesidad de echar abajo
aquella enorme puerta,
tampoco los agudos cerrajeros
debieron laborar sobre la clave
de su difícil -honda- cerradura;
pues les cedió la entrada a pleno día
evitándoles, simple, la fatiga
de un feroz imposible,
ofreciéndoles todo lo que entonces podrían
conseguir captar,
porque lo justo nunca es más que eso, lo justo.

Y no se dio con esto su partida
sino que se quedó mirando en la distancia.

Se usaron nuevos trajes
de nuevo fue surgiendo el contento olvidado,
pareció que el invierno no alentaba tan frío
y que el verano acuoso no empujase tan tórrido.

Se extendió sin conflicto lo largo del presente
y en la sencillez clara de sus mentes
las cosas parecieron casi burdas
y no hubo nube densa que no se disipara.

Desde cerca siguió todo aquel argumento
observando sin ímpetu.

Hasta que la palabra no cumplida
desperezó su esencia entre las venas
acuciando de tiempos enteros cada instante,
impregnando de crueles encrucijadas rojas
el breve atardecer.

Desde lo más profundo de todas las miradas
la vil hostilidad
parecía querer brillar impune,
y en los labios cerrados, ya siempre, por las noches,
se posaba una nota lastimera.

Más allá de los muros
persistió su implacable persistencia.

Antes del final fueron hasta él,
le hablaron de los hechos
le dijeron que era preciso su regreso
pero todo fue en vano,
hacía mucho tiempo que no escuchaba al polvo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 85- Segunda mañana   Mar Ago 27, 2013 6:49 pm

85- Segunda mañana

La raíz del nogal que acabó como mueble
lleva a la vista inquieta a ver los camalotes
cuya vida fue breve y presenciada
una mañana sin sacralidad,
a orillas del riachuelo que no fue división
sino el velo sencillo
ocultando la unión de luz subterránea
de un conjunto de almas cuyo destino cierto
habitando en sus manos
también era por otras que pasaba,
quizás mucho más hábiles pero también más débiles
haciendo de ambos bandos una misma pintura,
de la cual el novicio
habría de encontrar la conjunción
en donde dos planetas no convergen
en una curva móvil
sino en la posición del astro que los guía,
cuyo germen por siglos lo llevaron adentro
a la espera del agua
de su raza brutal y verdadera.

Sigue representándolo ya todo
por no representarse ni el vacío,
yendo de la película a la propia vida
y de las escrituras a la propia palabra,
venciendo en la batalla de diez mil intenciones
desprendiéndose solo de la lógica
como de aquellas cosas que tan humanamente
llevan a otras que son siempre también las mismas
una y otra vez - una y otra vez,
como si en sí llevase la constancia
parte de la belleza que permite
y en ello no estuviese la condena
del esfuerzo consciente
respecto del talento recibido,
el pequeño dolor
que termina volcando el mirar a los lados
por buscarse a sí mismo entre las sombras,
el último flirteo de la gran vanidad
cuya caricia es dulce
a quien está muy próximo a partir,
y que le prueba ahí su destreza adquirida
que tanto le valió posicionarse
y de la que no habrá de quedar nada
cuando al abrir la puerta pueda iniciar el rumbo
con la sonrisa indócil
de quien ya no le teme por las horas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 86- Mariposa cruel   Miér Ago 28, 2013 7:30 pm

86- Mariposa cruel

Te hablarán de sus días
con tono de total sinceridad
expresando emociones que por dentro
también los van forjando.

Dirán de una precisa y clara ausencia
que ahueca las bisagras de lo inhóspito
con la espera brutal,
y que hasta las baldosas con su brillo
les hacen recordar lo frugal de tus pasos.

Puede que a veces digan de rozar la locura
en el par de horas antes del sueño agotador
con una voz temblando
por no llegar ni tarde ni temprano
allá, hasta tus oídos,
invirtiendo el humano empeño natural
en resistir al menos otra noche.

Será también que hablando de sus cosas
habrán de relatar algo de ti,
para poder llamarte tendiendo algo de redes
para que tu pasar en la memoria
les sirva de alimento breve para seguir
avanzando con toda la extensa caravana.

Mas, en cuanto a estos ojos
serán los que lo noten,
y será esta la piel que habrá de comprender
el filo de la angustia
que la de ellos podría desgarrar,
porque también yo sé aquellas cosas duras
que decidiste a solas
siempre desconocer,
porque llegué primero a ese lugar
en donde los deseos de volver
rugen intensamente,

y porque se precisa
que alguien se desempeñe como actor
de la distancia viva
de los nudos que nunca pudieron desatarse,
porque se da que alguien
carga con lo que quiere sintiéndolo fatal
mientras otros lamentan el afán que los hiere,

unos otros que están queriendo tu alegría
sin considerar nunca que a ciertas mariposas
tan solamente el fuego las atrae.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 87- Pertenencia   Lun Sep 02, 2013 6:08 pm

87- Pertenencia

De un golpe es que aparece cualquier calidoscopio
marcando sin agarres
lo que tienes y aquello que no eres:

Debajo de tu cama
esperan que suceda eso que llamas tiempo
que la comprensión brote y se derrame
que la lucha por fin sea confesa.

Se cumple el movimiento en el ahora
en torrentes se deja caer la luz del sol
sobre el filo mortal de las espadas
haciendo refulgir
los escudos cubiertos de oro fino.

Dos ancianos terribles, simultáneos
frente al desgastadísimo tablero
que continuo se bebe
la extrema condición de carecer de diestra.

La hoz trepando sin pausa, en espiral
desde los pies cansados hasta los ojos llenos
proyectándose breve en el instante
que abarca al que lo toma y lo concibe.

La tregua hecha vocablo entre gritos fogosos
buscando la palabra -y en ella exactitud-
que los quite del limbo ya perenne.

Implacables los párpados
así vueltos paisajes
para el artista mudo ante la imagen cruda
de alguna realidad.

El dorso del escualo
a la velocidad carente de medida
por la que pasa un hombre
implicando los libros más ocultos.

Las horas rotas, impunes
que en un gesto conocen de un cansancio vencido
por su propio e imperfecto
recorrer siempre círculos amargos.

La mano que se abre
para dar o tomar
en la conciencia ebria de un corazón curtido
que no perteneció jamás al reino bruto
de tus amplias y rojas posesiones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 88- De se hi de ai   Vie Sep 13, 2013 1:55 pm

88- Décima segunda historia de aire

De la calle te llegan las historias,
desde la cerradura del portón de tu casa
hasta el ajeno y puro anhelo del que viste
rondándote despacio, sin querer.

Pretendes que en secreto estás jugando
cuando en tu mente mueves y dispones su nombre,
cuando supones nunca notaría
que estarías dispuesta a volver fundamento
cualquiera de los verbos -grises, rojos-
que te diga al comienzo de tus horas.

Pero mira despacio:

La vejez es que avisa
que nadie nunca es tan diferente,
pues es con la experiencia que se llega
al placer o al dolor tras decidir
destanciarse del prójimo
bastando con fijar una mirada
como propia, cual premio.

Y así, siempre de pronto una mañana
o siempre bien llegado lo nocturno
deviene el almanaque como un nuevo quebranto
volviéndose la premura muy otra
porque su origen no radica en alguien.

Se van asimilando partituras enteras
las antiguas escuelas se dejan dibujar
en esquemas que laten su cadencia sutil,
y aunque la esfera sigue en sus eternos círculos
su centro puede ser imaginado.

Y ahora vuelve suave:

De la calle normal
con tus pasos seguros por la forma,
cerca como un humano de otro humano
existe lo posible de la fraternidad,
de un acompañamiento solitario y distante
que arrugando la frente
-sin causar ningún daño-
constituye respuesta a la aptitud
para todo lo denso.

Y de la misma calle en la que nada es
a todos los faroles
podrás robar impía el sentir de la culpa
que hace se apaguen sucias cada una de sus lámparas
por no saber seguir laborando en el día.

Aquí cerca, tan cerca de esa calle
los crepúsculos van asumiéndose
sin tener a la mano ninguna buhardilla
conteniendo el baúl donde en silencio
resisten su sepulcro
la cinta del primer vestido azul
y a última rosa seca.

Y los cables de altísima tensión
sacrificados solos
sobre pilares fríos de cemento
resistiéndose indóciles
a alojar aunque sólo sea al paso
al pequeño momento de reposo
de algún pájaro negro,
porque sus extensiones de metal
se contagiaron hace mucho tiempo
de tu inocente sed multicolor.

De la calle que supo de tu danza
para que uno se ofenda
y otro te admire cálidamente,
con la pizarra abierta en la que se escribió
acerca del difícil peso oscuro
que gusta conllevar cada alegría
y que leíste inquieta cuando sin entender
tan sólo te marchaste.

De la calle que nunca haría nuestra unión
y que recorrerán los hijos de los otros
mezclando diez mil tiempos subverbales
como razas que en un simple y brutal mirar
de tórrido final lamentan sin dolor
el entretanto vuelto instante no vivido.

De la calle que dejan atrás tus pies cubiertos
por la voz atrapada en un latido
que jamás pretendiste desmentir
y que sin dudas, sientes, te reclama la entrega.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 89- Pagando   Vie Sep 13, 2013 1:56 pm

89- Pagando

Lleva sujeto al cuello una argolla metálica
conectada por cables apenas perceptibles
a los nervios brutales de su conquistador,
y sigue vivo aún sólo porque la furia
alta como letal ha sido dominada.

No tarda la corona - materia distintiva -
en abrirle la piel rajándole la sien
y volverlo notable entre la muchedumbre
que nunca imaginó llegar a formar parte
de un algo que después se llamaría historia.

Mientras, en los suburbios se relamen las ubres
de animales leprosos insanos por la sed
de sangre, pus y bilis ganando las mañanas
bajo la vista torpe de tanta catedral.

En la cara la ermita, fuego desesperante
en el baile sin prisa de los homosexuales
y en el más inocente rezo que siempre porta
aquel hermafrodita que no sabe de crías.

Los sentimientos puros del que porta en las manos
un instrumento fino pero que no comprende
y la conciencia siempre difícil e inasible
del objeto empleado que por saber se calla
sus pasos en la lluvia y su mirada atenta
cuando los demás ojos se rinden ante el sueño.

El deseo preciso de volver cuanto antes
y el de ir por otro asfalto aún no transitado,
el murmullo que llega a sus oídos solos
y que se guarda indócil dentro de su mirada,
lo que llegó a atisbar merced a su renuncia
aquello que logró pagando como precio
la terrible certeza de que será imposible
que lo pueda ceder o incluso compartir.

En la tibieza azul recorriendo la piel
y en el desorden liso de los dedos cruzando
como sierras de felpa las sombras del flequillo
de quien sonríe bajo las luces de las velas
como si lo que vive no sea más que vida
suya y entonces vida de todos y de nadie.

Y un monitor que sabe aguardar el momento
de las venas en tensa disposición de acero
mientras sucede el tiempo sin sucesos de guerra
en el que no se cede siquiera la derrota
porque aquello que empuja es lo que sentirá
quien coloque sus pies fuera del calendario.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 90 Resignarse o no   Miér Sep 18, 2013 5:47 pm

90- Resignarse o no

Como no era el dolor lo que buscabas
le encontraste una simple solución,
le pusiste unos días almanaque
sabiendo que sería insuficiente
para lograr de nuevo más engaño.

A uno fue que tachaste de idealista
y a otro -de menor suerte- lo marcaste
bajo el eslogan vil de vividor
latiendo así tu cuota de gran juez,
en las horas cubiertas donde a solas
ibas como bordando decisiones
las consecuencias firmes desde el antes
que respirabas más tranquilamente
cuando por fin dejaron que te digas
- y no como quisieron
y no como debieras
y no como anhelaste
y no con tus modismos preferidos -
liberando de lastre el corazón
con un poco de rabia y de confianza
como lo hace el que quiere con afán
- pero no los que aman -
entre el juego fatal de la fortuna
y la suerte y la gracia de tener
dónde no permitirse una caída.

De la verguenza sucia y su intención,
de la sonrisa rancia como ajena
a quien quieres brindarla cual reproche
al que te lo pidió y se la negaste
el día que cruzó todos sus límites
no por el acto en sí de realizarlo
sino por realizarlo sin tu piel
como motivo extremo entre sus ojos.

Para que puedas ver que alguien conoce
aquello que se urde y que se oculta
en los brazos que alzan al infante
para después negarse a componer
la carta que diría lo que quiere
sin importarle quién es quien desea
porque lo que desea es algo más
que su posible humano tenedor,
como objeto animado entre títeres
cuyos hilos sospecha con espanto.

Página abierta a cosas que suceden
electicidad pura en la epidermis
electrone que ignoran la memoria
y el aire compartido con extraños
pero que están ahí, como unos perros
cuyos dueños murieron de vergüenza.

Atropello de varias circunstancias
gestadas entre noches y más días
donde el hombro se dieron la ilusión
y la crueldad de limpias pesadillas
hasta llegar y ser uno en el plexo
que sin darles sentido, sin embargo
les daría una cálida antesala.

El amarillo, el negro
como si no existiesen los lamentos
por unos pocos besos contenidos
cuando todos partieron hace rato
dejando como seña únicamente
la imagen de los dientes
mordiendo un algo más.

Que le vuelcan de golpe a la entrevista
con su pobre y llanera certidumbre,
que le abren desde el plástico
esperanzas de molde,
que en su orden le permiten el desorden
a quien terminará sin miramientos
abrazando la mismas almohadas
sobre la que jamás podrá dormir
quien desea lo haga.

Que le amanece antes de las luces
que bajo el vientre y sobre los tejados
que estira mientras solo va sonriendo
que quiere y no se halla.

Que en un pronombre cierto y relativo
se bifurca sin una pretensión
dejando marcaciones al final
cual si el principio fuese tan asible
como leer un  libro y comentarlo
a quien quiera saberlo
y decir que lo sabe

y no para seguir
como quien a lo mucho vuelve poco
por una espera fina que conoce
fueron otas esperas
pero que llevan dentro el mismo nombre
con ese sabor pétreo de lo que está de paso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Noveno decanato   

Volver arriba Ir abajo
 

Noveno decanato

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Final de novela "El noveno mandamiento"
» "El Noveno Mandamiento" Crítica a Final y Telenovela (29/03)
» Cornado de Alfonso XI Falsa época
» Capítulo final de American Horror Story extendido.
» The Mansion: Noveno Piso, Onsen/aguas termales

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dualidad 101 217 :: Dualidad :: 217-