Dualidad 101 217


 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Incertezas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: Incertezas   Vie Mar 23, 2012 6:25 pm

Incertezas



Crítica de la razón impura

No, lo confieso, no sé escribir poemas de este tiempo. Es simple, mis nervios no me lo permiten. Es tu responsabilidad. Pero no hablemos de esas cosas.

Mi nombre no es amor, sino amarte.
No digo lo impreciso con gestos,
No declamo.
Mi apellido no es caricia, sino tocarte.

Si no existieses sería más cómodo, pero no mejor. Todo sería más promiscuo, con jeringas, hilillos de polvo y hierva. Más de todo, menos de nada.

Sos, vos, precisamente vos.
Mi nada, lo que no puedo explicar.
Mi todo es sencillo, el mundo y sus formas.
Mi nada sos vos, ese punto cruel intocable.
Eso que sólo puedo imaginar apenas,
Sin llegar nunca a la posesión, mi obsesión.

No sufro ante el imposible, mastico tu nombre
En esta tarde, en esa noche, en aquella madrugada
Sin arrepentirme nunca de toda la sangre y los dardos
Que guardas celosa en tu bolsón de sentimientos.
Me río, porque no es todo para mí. No sos mi todo.

Yo no voy a inventar el amor, ni voy a ser objeto de nada parecido. Simplemente no soy así. Un poquito más tarde, cuando no haya definiciones, dejaré que algo de vos se derrame sobre mi piel.

Como verás, no soy artista en su medida, pero soy un buen aprendedor. Me han gustado ciertos momentos, tanto, que me he vuelto hacedor de momentos. Como sea, con lo que tenga, sabré, lo juro, crear un momento preciso para vos primero, para nosotros después. Poetas y pintores podrán establecerlo de mil maneras, pero ese instante real saldrá de mi piel, de mis ojos, de mis entrañas, para estrellarse contra tu nombre.

Mi lugar es un punto diminuto en tu memoria
- imborrable, innegable, impredecible –
Mi sitio es un hueco en tu cuerpo
Y vos, no sos mi todo.

Smarc
26.02.00
14:55hs.

Treinta años

Durante treinta años permanecieron callados
Protestando en secreto, tramando el escape
Resistiendo estoicamente por aquel día que era vecino
En el que todo cambiaría por que ya nadie sería de silencio.

Y el aquel día llegó más bien temprano
Y a pesar de la sorpresa lo festivo cobró forma
Calles inundadas de risas antes no conocidas
Y toneladas de papel con la expresión de los callados.

Sin embargo, cuando cayó la noche, más temprano todavía
Una oscura sospecha acuchilló el cerebro de los ancianos
Antes que los demás vieron, supieron y sintieron
Que al igual que ayer, aunque ahora se podía, nada había que decir.

Mas es cierto
---

Entre millones de dólares, lo mismo que millones de palabras
Me da igual cualquier manera en la que el sistema es un sistema
prestarme a ver lo que tienen, o lo que dicen, y lo que lloran
me agobia, pues en todo lo que veo no hay más que absurdo.

Por esto, imagino que no es real, lo cotidiano casi me insulta
Y, en cambio, cuando nadie está y no estoy presionado a ver
Todo es tan cierto, palpables las ausencias, lamibles los sonidos
La regla es una, no hay nadie ni nada, y así sí habita la verdad.

Puede que el mundo no sea una metáfora, sino al revés
Que en realidad no seamos los hijos no deseados de Dios
Que la vida honorable es un fin en sí misma sin premios celestiales
Y que todo el sufrimiento solo es fruto de un deseo reprimible.

El ano. Poema épico escrito por mí.

Esclavo de lo que dices, viva la libertad de los mudos!
Libre es el que pudiendo cambiar se fija más en ser feliz
Punto sumergible, testarudo debate respecto de lo inútil

---

Habita en la mudez, tal como su enemiga
Su arma es la protección, antes que nada
Con ella de tu lado no tienes que temer a nadie
Ni a nada, sólo déjala entrar, ella se encargará.

Es dura y estricta, no conoce la piedad
Y es tenue y transparente, sin que te enteres
De ti hará un instrumento, más que letal
Uno que no mata, sino que quita toda vida.

Dulce como ninguna, exclusiva por definición
Jamás dejará que nadie entre en el circulo privado
De tu alma, pues cuando ella llega, siempre posesiva
No permite otra compañía que la de ella, en su certeza.

No pide mucho, solo el tiempo que te queda, todos los días
Y aunque en las mañanas parece un poco más tenue
Y en la noche parece brillar con furia escandalosa
Es siempre la misma, toda seguridad, perforando tu carne.

Si cedes y te entregas, búscate una bandeja de oro
Arráncate el corazón y ofrece lo mejor que tienes
Pero antes, con toda humildad, llora
Es solo llanto, es solo tu vida, solo son tus cosas.

Póstrate, que ella es princesa, y busca ser reina
No la subestimes, que tu madera no da para tanto
Si te animas ignórala, pero no dejes de temerla
Que es amiga mía, y muchas veces fue mi guía.

Concédele la victoria, y te arrebatará toda paz
Con palabras escogidas te elevará en un altar
Completamente falso, objeto de pública burla serás
Y creyendo en lo heroico, la esclavitud será tu carné.

No lo sabrás, no te darás cuenta, pues la decisión
Ocurre, entre copas y agua fría, sin pensarlo mucho
Por impulsos eléctricos de los que no saben conspirar
Esos que creen que las cosas son sencillas.


Los días de antes

Hablar para acusar, no es hablar.
Hablar para juzgar, no es hablar.
Hablar para amar, para admirar, es también hablar...
sólo hablar.

No hablemos, si en hablar se basará nuestro entendimiento.

Si tuviera que explicarte, con palabras, qué de ti?
Si tuvieras que contarme, con palabras, qué sería yo?

Yo mejor te digo que las noches se reflejan en tu rostro,
y dicen de mí de todo, pero yo se leer en los gestos.

Smarc

25/04/00

Los días del asco

Hay una peste en la boca del estómago
Sin señales previas chorrean las ojeras
Y el dulce y pegajoso bálsamo del cariño
Se extingue y se vuelve ácido que calcina.

Clases diferentes, cuerpos diferentes
Igual necesidad, igual ansiedad
Dos almas que buscan compañía
Mientras una voz extranjera habla en la radio.

El más puro y bello de los narcisismos
El egoísmo confesado y defendido
A pesar de las banderas de la ininteligencia
La asnal tozudez del que creyó tener estilo.

La falla se disculpa, pero no se perdona
Cumplido los plazos los errores pesan
Y lo que en un principio fue sencillo fingir
Amanece ahora vestido con la premura del frágil.

En el escenario, hace tan poco lleno de oro y luz
Cubierto ahora de cenicientas escamas corroídas
Ya no existe otro vestuario que la desnudez primera
Mientras una voz extranjera habla en la t.v.

Los parientes inician el programado reclamo
El más anciano muere, el del medio enferma
Y el más joven se inicia en los ritos de alcoba
Y todo es novedad vacía en los días del asco.

En la izquierda las leyes primeras, las Antiguas
En la derecha la justicia, marciana espada
Y en el centro la paciencia del sacrificio
Mientras una voz extranjera habla en los periódicos.

Ella pensará – sentirá – en un tiempo más juntos
Y sucumbirá a la tentación de la melancolía
Desesperada ideará una rebelión inconsecuente
Y en su empresa derrotada creerá un par de días.

Él querrá pasar de cachorro a león joven
Y al dejar la breve sociedad de sus iguales
Comprenderá que lo que le rodea no es blanco
Y aturdido por el rojo permanecerá sin respuestas.

Yo no pido, entonces, que sepas lo que yo
Tan sólo, de momento, la virtud del ignorante
El respeto al más grande cuando la lluvia es de fuego
Y una voz extranjera señala los días del asco.

II

Lo que yo siento es muy sencillo
Como todo lo que no sé explicar
Mis manos queriendo tocarte
Mi mente fija en tu memoria.

Quiero tocar el sol, y beberlo todo
Y aunque sé es solitaria empresa
Te quiero llevar conmigo a escondidas
Sujetar tu muñeca y obligarte al abrazo.

Ante el sueño perdido y recurrente
Del guerrero que venciendo a otro
Se vence a sí mismo y se da muerte
Quiero matarme y descubrir que a ti nací.

III

Estas cosas yo no diría, ni pensaría
Si tuviese tu sonrisa y tus gestos
La promesa cumplida y no dicha
De que hay tiempo, espacio y voluntad.

Fulminarme es mi cotidaneidad
Ofrecer los ojos diamantinos
Y cegarlos al filo de la hoja
Señal precisa de que no me importa
Lo que también me importa.

No es para mí lo que llaman procrear
Menos aún lo que definen recrear
Lo mío es una tenaza y un puñal
Tus piernas y tu boca, prisión y muerte.

IV

Te advierto a destiempo, por darte el gusto
Que por ti no pagaría una sola moneda
Que antes mi vida sería destruir el mundo
O construirlo de vuelta en un bostezo aislado.

Te diré, claramente para que lo repitas
A todo aquel que te roce o te desee

Oriente

Yo te quiero
Y quiero decírtelo
Y no te lo digo
Y sabés por qué.

Hace falta que diga lo que sos
Porque así se anuda el hilo
Pero no quiero esas cosas
Me gusta así, aunque duela.

Todavía soy libre, lo logré
Muero por besarte ahora
Por tocarte, porque me toques
Depende de mí, de mí depende.

Todo lo que sé, lo sabés también
La única diferencia es que sé perder
No hablo de entrega, sino de tiempo
El que no quiero perder, el que pierdo.

No quiero que me acuses
Por eso no te tomo como quiero
Yo sé, como vos, que aunque te llames loba
No lo sos, nadie lo es, solo yo, solo yo.

A mí no me importa mi corazón
No me importa estrellarme
No me importa que me refrieguen
El orgullo es mierda entre los sabios.

Vendí mi vanidad, lo vendí todo
Para poder tomarlo todo
Y ahora que soy monje
Espero por alguien así.

Soy tan bueno y tan dulce
Solo porque, tan solo porque
He aceptado la posibilidad
De no ser más que un trapo para alguien.

Yo sé que puedo querer
A quién jamás se fijará en mí
Sé, que mi amor puede transformar
Sé, que al que transforme también mutará.

Busco lo que no es sencillo
Ese alguien que sepa
Que nada dura, ni nadie
Y así, permanecer.

Smarc
16.12.00
22:32


Tercera canción

Jugar a no nombrar, sin decirlo
y creer finalmente en tu nombre,
como una fruta agusanada en los años
y aún así, quererte mía.

Saberte perdida por propia voluntad
entregada, humillada, derrotada,
y que me perfore la historia de tu noche
gritándome guijarros de impotencia.

No sabré llamarte, maldita sea,
no podré salvarte de los hombres
ya sin puentes ni escondites
no tengo nada más que ofrecerte.

Porque en tu entrega ajena me ofreces
al mundo, al pasado, al odio mismo mío
y así es abandono y decadencia
penumbra de lo que alcancé sin nadie.

Qué hacer contigo ahora?
Lamerte las horas de otras caricias?
Besarte el sexo como lo hicieron otros?
Olvidarte ya, imposiblemente, mi bien?

A qué estirar la agonía, si todo va.
No envidio tu alegría, no me duele tu pena.
Y no me importan mis palabras que
aunque te buscan, no son tuyas.

Ya no más.

Un intento

Traté de escribir una lágrima
Pero terminé despreciándome
Por intentarlo, por quererlo,
Por ser de este modo, río y lluvia.

Quiero hablar de mí, mucho tiempo
Y que en cada palabra se defina
Además de lo que soy,
Todo lo que serás.

A veces me engaño, con sorpresa
Y vivo como si mis deseos reales
Fueran una empresa de fácil realidad
Entonces sueño, y duele el despertar.

Y esta tarde probé. Me senté en una plaza. Lloré. Mucha gente se fijó en mí. Una vez hice lo mismo en Roma, nadie se enteró. La cantidad, concluyo, es una variable tenaz.

Tu persona, tu país, tu historia
Esas cosas que se hablan, se piensan
Como si fueran importantes,
Cuando lo único importante es ...

La capacidad de fingir por mucho tiempo
La capacidad de comprender el tiempo
La capacidad de hallar inútil las cosas
La capacidad de no ser incapaz.

Esto es un diálogo sin fin
La obra eterna, la gran obra
Estulta, torpe, innegable
Manía griega por los garabatos.

Respiré profundo, suspiré hondo
Y al abrir los ojos con mi rabia
- propia, montaña, abismo, luz –
mi figura desapareció de todas las fotografías.

Y así, ya sin fotos, fui amable
Y en el día de elecciones voté
Y asistí a la fiesta de cumpleaños
Y devolví las llamadas.

A la madrugada vomité, riéndome
Por todo lo fácil y sencillo
Que había sido es trascender
En un corral de cuatro lados.

Smarc
01.07
00:45
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
 

Incertezas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dualidad 101 217 :: 2000 :: Prisma-