Dualidad 101 217


 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 VI. Merry Christmas - Exs

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 46
Localización : En tu monitor

MensajeTema: VI. Merry Christmas - Exs   Miér Mar 28, 2012 3:18 am

VI. Merry Christmas – Exs


10-

Subes en mí hasta lo bajo
dejándome sin mirada,
sin gesto al cual aferrarme
para no sentir que arrasas
con cada uno de mis límites,
cual si fueses artesana
de trozos de purgatorio
que ahogan toda la nada
de tanto cielo mentido
y tanto infierno en mis alas.

Me dejo estar en lo hondo,
en lo breve de tus pechos
abarcando mis orgullos
y mis pobres universos,
en una normalidad
que me provoca silencios
en esta boca inclemente
cargada de aquel lamento
que soy sin estar contigo,
escarcha viva entre muertos.


9-

No me quisiste sencillo, y brutal
rasgaste simple las horas cerradas
donde bebía la leche más negra
de cuanto existe en la noche del solo.

Dijiste voces inciertas, pasados
como fantasmas dementes de luz,
para que vea entre espejos mi nombre
todo marchito en el borde de ti.

Te hiciste mía en la fuga de puentes
en la Babel que se callan las nubes
cuando se sienten ganadas de espanto
por tanto cuerpo en la tierra escupiendo
esa indecible dación en la piel.

Fuimos el verso de dos rocas solas
que se destrozan, el río aquietado
en parpadeos que nutren futuros
y la locura de ser dos mortales.



8-

Cuanto más me mirabas más brillabas blancura
y yo pescando tigres con mi sien como anzuelo;
te acercabas despacio generando un tumulto
aquí, en el medio solo de mi vientre entrenado
y yo fingiendo ser piedra mordaz, lacónica.

Con el alma cual vela empujabas mi verbo
a ese abismo del día, al terror de las gentes
como si caminar fuese cosa sencilla
y dar la mano, toda, un gesto programado
desconociendo siempre mis llagas y lesiones.

Yo fui tu risa aparte, y el daño inevitable
de todos los colores cuando toman los ojos
hasta volverlos tristes, fui el tajo aventurero
que nadie se merece si no se tienen armas,
y fui, alguna vez, tremenda compañía.

Todavía te siento, y a mitad del olvido
vuelvo a fumar espacios, a palpar calles, taxis
a la manera tuya, con esa prescindencia
que te viene de tanto haber visto el reloj
marcando lo que nunca habrá de comprobarse.


7-

Qué pronto nos llegaron todas las tardes
limpias de nubes solas, atropelladas
y sabiendo a un destiempo que ganábamos
por no saber ni cómo nos conocimos.

Fuerte entonces la risa y ese no hablar,
donde la fiesta no existía por fuera
sino a modo de fuelle quemando adentro;
tejiendo prescindencias nos atábamos.

Nos nacimos impúdicos, sin dolor
arrancamos del otro sus frutas viejas
para enterrarlas suave y lascivamente
en el fondo del hueco de aquel vacío
que a solas nos forjamos viviendo sueños.

Y terminamos pronto, en un pestañeo
me quedé sin anzuelo para el destino,
volviendo a mi querer ya sin pretensiones
me dije de lo gris renegando azules
por seguir bailando nuestra canción.


6-

Vos fuiste la primera hija de puta
bendita, que torció mis labios secos
hasta decir un Roma, precisado
de calmar la locura que me ardía.

En invierno un helado de limón
y en año nuevo el culo hacia la luna,
ritos tuyos, detalles gigantescos
que decía "de santa son", sonriéndome

como boludo alegre tras tu pelo,
sin saber todavía que eso era
mucho de lo que yo necesitaba.

Rubia y de ojos muy negros, irradiante
¿por qué siempre tenemos que ir a Roma
cuando el vil Vaticano está cerrado?


5-

Tan imposible y alta
como un Everest móvil
decías tu infinito
sin mirar a los lados,
y por tan fino el taco
llegó a su piedra justa,
al precioso tropiezo
con el guapo de calle.

Cómo costó el orgasmo...

Remanso solitario
qué dulce y qué difícil
treparte los perfumes
hasta llegarte al alma
y encontrarte las nieves
templando el corazón,
la anciana y esa niña
hablándome al dormir
en una misma dermis
incapaz de matar.

Bucles bajo la lluvia
y flequillo por celos,
"oh baby", dos maridos
nunca son suficientes
para un crío jugado
a ser más que una estrella,
te decía de noche
cuando no me creías.


4-

Beber
y dejar de hacerlo,
ir volviendo calle arriba
una infatigable lista de nombres,
hasta que todo sea perderte
y en esa perdición encontrar tu boca.

Comer
tener que hacerlo,
con la voluntad herida
de tanto asir al humo con los ojos,
sin alcanzar tu mirada
siempre intransitable.

Y ser, de cerca y lejos
la espalda al mundo,
que comienza demasiado tarde
y acaba jamás,
remolino de cifras acechador
tórrido como tu vientre,
cruel como tu no cariño.

Eso que ocurre
por descuidar emociones,
lo que no termina de pasar
cuando una distancia feroz
ha sido cruzada.


3-

¿Llegar acompañados?
Parte del rito, de la trampa,
como mirar a otro lado cuando
sus manos besos – suplicaciones –
se derramaban sobre la mesa
amenazando ahogar nuestro instinto.

Hijos de puta, libres
ahí en la traición a conciencia,
sin otro temor que no sea
reflejar un recuerdo,
que la mañana llegue demasiado pronto,
había honor en no burlarnos
ni decirlos
en volver silentes, mano a mano.

¿Insatisfacción? ¿Incompletez?
¿Qué otra cosa sería
arriesgar mucho, por mucho más?
Y esa delicia de llevar un secreto
hasta en el andar,
como llevando cien avispas rojas
en el pelo
y en el rostro una nube
gris.


2-

Más y más,
“más de lo que la vida podría darme”,
hasta la noche de concierto
y esa mañana de marcas de cigarros en tu piel.

Menos de cero,
“menos de la última gota de sangre”,
y ese puño que vomité
bajo la fiera oreja de tu viejo.*

Viviendo,
“sin morir de vergüenza del mundo”,
por creer, desde tu manera de sentir
que yo era bueno.

Fruta peligrosa la inocencia,
perra triste
que muerde sin cortar
y lastima pariendo fragilidades.

Trust me, baby
“yo puedo sacar esto a flote”,
y tanta gente como vidrios rotos
desdibujando tus palabras y mis horas,
esa falta de edad que no disculpa*
tener lo que no se debe.

Pensar lo que es de mí,
ahora que tengo
qué poner en “destinatario”.


1-

Cuánto trecho andado
de otras ciudades,
cuánto idioma de lluvias y muelles
a donde no llegan los veleros
para que una cicatriz
se convierta en hoguera.

Qué absurda la vida
cuando te amolda con precisión
a los brazos que no pueden
soportar el molde,
saber,
y que el precio de ello
sea un puente que no se cruza.

¿Cómo entonces
con los ojos en su destino,
volver a una cadera
sin tener que callar los raspones,
decir desde cerca el silencio
sin que todo sea un fracaso?

Con un contigo
que no duró,
con el demasiado tarde
temprano,
abriéndose como puerta
a una sala abandonada,
con el pecho abierto a la gente
mientras por dentro,
el mentón pegado a la rodilla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
 

VI. Merry Christmas - Exs

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Merry Christmas [Cap.1]
» ¿Cómo multiplicar Christmas moss?
» Fairy Tail - Tsuioku Merry-Go-Round Fandub (Full) por Natsu
» Nightmare before Christmas
» christmas moss

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dualidad 101 217 :: 2011 :: Reinado del rojo-