Dualidad 101 217


 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Aquél

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: Aquél    Vie Mar 23, 2012 6:20 pm

Aquél



Y

Acércate despacio, enséñame lo que tienes.
Te diré, no pareces tan terrible a mis ojos,
Entrenados al olvido, al asco y a la infamia,
No más que un algo más entre todo lo demás.

Quizás seas un poco el vacío mismo,
Una leyenda de belleza que se ha extraviado,
Y que en silencio llama, cuando el virtuoso cae,
Cuando el simple no puede soportar otro día.

Aquí todo es tangible, lo demás es prisa emocional
Esto es cedro del Líbano, aquello es un libro negro
Y lo que no puedes ver, es lo que no eres
Mientras que lo que yo imagino es lo que puede ser.

Conocer los límites es peligroso, porque no se olvidan.
Negarlos es mi tarea, tal es mi laya, mi sino.
Así puedo dormir, intranquilo, pero cansado,
Sin andar todo el tiempo habitando en otras mentes.

De mí no dirán las palabras claves
“déjame en paz”, porque lo ignoran los que me sufren,
y porque los que la saben sólo pueden o amarme,
o lastimarse en pena y angustia frente a mi espectáculo.

Tan cerca ya de la lejanía absoluta, al mismo pie
De aquella entrevista montaña de lo irreparable,
En forma de río que en su propio mar no se confunde,
Como un hilo distinto en la misma trama del mundo.

Occidental es mi cuerpo, Oriental es mi percepción.
Repite conmigo: cuando meridional es mi pasión
Septentrional será mi fuga, así al norte, que será sur
Sin poniente y sin levante, más allá de los mapas.

Así será Yahvé, como ha sido siempre, en el es.
Este es el precio de ser ateo: creer en todo,
Incluso en uno mismo, cuando las rodillas sangran
Y detrás de las ventanas sólo es posible ver temor.

Visto el mundo, qué otra cosa puede importarme?
De qué manera natural me perdería mi atención,
Qué destrucción de mi ser acarrearía el descanso?
Qué desierto habita detrás de esta soledad?

Es un Pastor duro, que habla entre susurros de pétalos
El que en sus sentencias despuebla toda apelación
El que enseña que la comprensión no es aceptación,
Donde te defines, desde la primera gota del aliento.

Ahora, aparta tu vista de mí, muñeco maleable,
Que tu dolor es mi día cotidiano, mi sed insepulta.
No razones conmigo, no intentes sentir lo que yo,
Que he empleado mi vida para unos cuantos momentos.

Smarc
28.07.00 – 00:17hs.

A

Sé que no es la primera vez,
Es lo primero que sé.
Sabrás – y no será lo primero –
Lo que habré de decir.

Este es el mundo que creaste
Este es el mundo que heredé
Y no me gusta.
No depende de mis ojos, no lo creo.

La belleza es, sin explicaciones.
“Para ver la belleza hay que hacerse bellos”
Escribió Plotino, que de Ti no sabía
Y nos señaló el esfuerzo, que siempre defendí.

Estoy cansado, de tanto luchar para no tener miedo
Estoy un poco harto de que todo dependa de mí
Quiero algo un poco más liviano, que las cosas salgan
Sin que el precio sea la vida por unos instantes.

Sé que piensas que siento lo contrario
Que ves en mí el placer de lograr algo con esfuerzo
Pero pienso, ahora, que pudiera ser diferente
Sí, lo sé, no fuiste Tu quien me engañó.

Diré “Tu lo permitiste”, me dirás, entonces,
Que también me permitiste la sonrisa.
No sé cómo ganarte, no sé que sentido tendría,
No sé. Frente a Ti, me llamo No Sé.

Ser, saber, sabor, no ser, no saber...

Me dueles. No sé si me places. Soy a tu imagen?
Pretendo invocarte, y entonces el miedo
Conocer es aceptar el riesgo del equívoco
Turbación, nací para no ser ateo, verdad?

Semejantes, no iguales, definición.
Contemplación, qué más látigo que los días?
Un beso de antaño que me roe el corazón,
Ansiedad, y no ceder, contenerme.

Mi vida como una coerción
La de los demás...
Me niegas palabras?
Sí, es preciso señalar mi ignorancia.

Tengo que reconocer que soy un gusano
No es agradable y, sin embargo, creo.
A pesar de todo, por una recompensa,
Y otra vez mi imbecilidad, mi terco deseo.

Al menos, no permitas que caiga demasiado,
Ya perdí una rodilla, por tonto, quizá
Pero era mía, al menos por un tiempo,
Y ahora, renguear para aprender.

Fui yo, y nadie más?
No, estuvieron los otros.
Yo no inventé a los otros.
Fuiste Tu.

Smarc
01.08.00

H

Hazme aún una herida más,
Y sabré creer que me has escogido.
Libérame y dame el triunfo sobre Ti
Y sabré que al ganarme, me he derrotado.

Hoy ya conozco los espejos de Pablo.
Si me permites, tengo escritores y caleidoscopios
Pero no te importarían jamás mis juegos
Vives hace tiempo y, sin embargo, no esperas.

Nosotros somos la espera

No sé si te importarán los sustantivos,
Decían: los músicos, decían: los sacerdotes
¿Ofenderé tu inmaterialidad con el barro
Llamado Bach, Mozart, Cortázar?

Hienas entre las hienas, no hay corderos.
Lobo es aquel animal flaco, olvidado,
En una realidad de sombras de hombres,
Torpes, donde ya ni la vanidad tiene realidad.

Diferentes nos hiciste, para que sumemos
Y sepamos, que ni sumando llegaríamos a saber
Ni la primera parte de tu Nombre.
Que la Historia, aún no comprende la tuya.

Nuestros lenguajes son diferentes, más nada
Porque en el mirar de abstracción mira la piel
Mientras la sangre se agolpa entre las venas
Y no hay respirar que no conlleve más vida

Esta vida.

Compañía, las eternas preguntas,
Las que nunca fueron escritas, dichas
Vos, que sois, estáis Solo?
Cómo es la soledad, la visión?

Satisface mis deseos, los puros
No los que alcanzo a expresar
Sino aquellos que puedes ver
En tu lenguaje, que me ha creado.

No digas una palabra,
Que las palabras son nuestras,
Haz, simplemente, con tu belleza
Para que mis ojos puedan soportarlo.

Y después, permíteme seguir la marcha
A Ti, o llévame.
Porque todo esto ya es vacío
Y hasta de la desesperación me he privado.

Concédeme un momento – mío – mi voluntad
Y haz que no me equivoque, que ahora pienso
Que sabiduría no basta,
Que tengo miedo de pedirte Amor.
Smarc
02.08.00
00:02 Hs.


V

Vivir es perdonarse, lo entiendo
Aceptar cosas, destruir otras
Ilusionarse con ciertos cambios
Atrapar el viento con las fauces.

Vamos definiendo, claro,
Rozar un estilo, intentar lo nuevo
Me dueles, más que nada en este mundo
Por el ropaje mío, por lo que no me obligas.

Si sufro, acaso lo haces Tú?
Si gozo, acaso lo haces Tú?
A lo que yo le llamo sentir...
No tiene caso, no?

Por qué alguien, un gusano,
Tiene el derecho al lenguaje?
Qué es esa necedad de comunicar?
Qué historia es esa de una misión?

No sé de dónde vengo,
No sé a dónde he de ir,
No sé quien soy,
Qué ganaría con saberlo?

Quizá el sentido no sea suficiente,
Quizá el para qué no baste,
No existe el premio consuelo,
Entre el todo y la nada, lo que no es.

Hablar es lo no extremo, donde vives, lo sé.
Dudar es especular, que no me va.
Si eres el más fuerte, qué hacerle?
Si no lo eres, será lo mismo, otro nombre.

Juana barre, Bonifacio se emborracha,
Natalia es analfabeta, Alberto es millonario,
Apostar a los caballos, sufrir un cariño,
Y leer montañas de teología.

Rituales no racionales, intentar pensarlos
La ciencia de la no explicación
La ciencia de la explicación
Lo que se sabe, lo que no, Dios.

Es extraño, y sin embargo, no dudo
Puede que te ame, después de todo,
Sin saber lo que es el Amor
Necesitar es Amor?

No tendré respuestas, es lo cierto
No sabría que hacer con ellas.
No pido, para no pagar
No es cobardía, es conveniencia.

Me entrenaron así, mis hermanos
Me entrené de otro modo, para que paguen.
Si todo el mundo no existiera...
Acaso, sólo acaso, existe?

Esto que veo, es?
Tú eres, y no puedo verte
Lo que veo, no es
Lo que no veo es lo que es.

Entonces no hay novedad
Y todo se reduce al barrio
O a las cavernas y al desierto
El fondo del mar, la tormenta.

Aburrirse debe ser pecado,
Así, no soy pecador,
Pero el cansancio no es virtud
Me extenúa tu realidad.

Si no eres Tú, será igual
Dios mío! El callejón verdadero!
Cómo es no poder optar?
Cómo es lo único?

Aunque no existieras, sería igual
Sin palabras, o sin Tradición,
Se puede llegar a Ti sin dolor?
Es necesario ser?

Smarc
08.08.00
01:03

E

Si los ignorantes serán salvados
Todavía me quedan posibilidades
De asistir a tu final triunfo sobre el mundo
Desde lo alto de una piedra, bajo tus ojos.

Sabré arrojarme sobre el lodo y el polvo
A recoger cualquier migaja que ofrezcas
Ya impotente desde mi cuerpo y mi sed
Ya declarado animal moral sin corazón.

En tanto esto no ocurra, me queda el tiempo
Masticar cada día el transito al final
Con la acongojada certeza de que será tarde
O será temprano, y que tendrá que estar bien.

No sé por qué quiere caminar el que gatea
No sé por qué una semilla quiere ser árbol
Y si Tu eres el responsable, no sé, en verdad
Por qué no nos descifras la finalidad.

Estamos de paso, saber que esto es mentira,
El verdadero terror: imaginar que no habrá juicio
Que todos los días no fueron más que espera
Recitando salmos en lo oscuro de la nave central.

La justicia no existe, todos tenemos razón
Y hasta el que calla peca, por doblez
Pues quien habla lo intenta, a su propia merced
Y los que asisten, todos, también rozan la verdad.

Dueño de la realidad, implicaste al dolor
Y luego nos enviaste al Hijo supremo – lo asesinamos -
Y cuando nos lo quitaste nos enviaste el consuelo,
El Espíritu, una vez más, para confundirnos.

De qué me valdría conocerte, si no sabré
Contar lo que vi, relatar lo que conocí?
Y qué es mi triunfo personal, si acaso
Yo amase tanto a alguien que quisiera decirlo?

Qué sentido llegar a Ti para nada más?
Qué objetivo extraño olvidarme de todos,
Puesto que una búsqueda así no es posible
Al amparo de una muchedumbre por compañía.

No son personas, no son hermanos míos, entonces
Sólo son piezas, obstáculos que habrá que vencer
Ignorándolos, dejándolos a su propia suerte
Reconocer en ellos mi propia soledad.

Será entonces que así los veré fuertes?
Y no como ahora, que sólo veo huesos podridos,
Estulticia e insensible capacidad de destrucción
De sí mismos, por odio a sus iguales.

Si para amar hay que amarse,
Para odiar habrá que odiarse,
Y Tu no hablas, te apareces en sueños
Y tu voz es como el viento entre las flores.

Libre albedrío, mi propia voluntad, mi historia,
En qué creer que no pueda yo mismo rebatir?
Si digo que lo he decidido yo, ya no dormir
No es acaso siguiendo tus mandatos, tu fin?

Lo que hago, lo permites o lo quieres
Lo mismo con los demás
Ayer y hoy
Siempre.

Dejémonos en paz un breve tiempo
Sabes que un año para mí es mucho
Eres eterno, lo sabes todo, es mi ventaja
Sé que estoy condenado, pero creo que quiero.

Finalmente, tendrás razón, ya la tienes,
En mi ignorancia está mi burda alegría,
Creer que estimo a alguien, decirle cosas
Convencerme de lo que estoy a punto de perder.

Pues ya no veo ternura en las madres y sus hijos,
No siento nada ante los enfermos o los pobres,
No me irritan los doctos, ni los tontos,
La gente muere, sabes? Y puede que no me importe.

Pero he de volver, todos lo saben
Dado que vivo es porque quieres o lo permites,
Habré de descubrirlo, y será tarde, o temprano
Sabré lo que quieres, lo haré, soy buen instrumento.

También callaré, no haré preguntas, no contaré,
Más allá de la pérdida de mi fe, estaré firme
Como si creyese, como si me importase,
Hasta que arranque de mi cerebro lo que quieres.

No me atrevo a llamarte, por eso te escribo
Déjame así, en mi infierno personal
Mas cuando creas necesario, dame de beber
Que no sea por mí que otros decaigan.

Y ahora, con los hombros partidos
A seguir la marcha, que ya sea juego o ritual
Lo cierto es lo que está en mí, aquí dentro
Donde nace un puente al mundo que creaste.

Smarc
15/08/00
22:47
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
 

Aquél

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dualidad 101 217 :: 2000 :: Prisma-