Dualidad 101 217


 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Silvio M. Rodríguez C.
Admin
avatar

Mensajes : 739
Fecha de inscripción : 22/02/2009
Edad : 45
Localización : En tu monitor

MensajeTema: 1    Sáb Mar 24, 2012 9:53 am

Oscuro suspiro

Separaba la espiga del llanto, y difería
Porque comprendiendo a la una y a la otra
Ninguna era más importante, ninguna era buena
Y ambas estaban, como un beso que se piensa
Recibiéndolo o no.

En las noches oscuras, donde amenaza el frío
Se recuesta despacio, sobre esas risas de atrás
Sin enfermeras ni el dolor de manual de parientes
Y le encuentra consuelo por ser posible haber sido.

Llegue o no, es posible que alguien llegue
Es la posibilidad la que abre la herida
La negación tan sólo cierra o desvía
Es lo imaginado lo que a uno lo vuelve herida.

Vos.
Alguna vez
Sin años.

Smarc


Lunes

Un gusano se aprisiona, ostracismo autoimpuesto
Y luego parece estallar en otra vida, que también acabará,
Así también un pequeño ser intangible penetra tu cráneo
Se anida ahí, impreciso, y crece a su tiempo, que juega contra el tuyo.

El misterio más oculto, permanece velado a la mente,
Pues esta, como todo lo fuerte, gusta de la modorra
Y entonces decide a priori con demasiados pocos datos,
Juzgar por un párrafo inicial todo lo que habrá de venir.

El docto, ya con pocas diversiones posibles en lo mundano
Adquiere un trozo de queso y busca ratones con qué jugar
El roedor, al ver la leche estancada milagrosamente, ansía
Y la amarillenta masa le huye, y dentro lleva el veneno.

Por esto te advierto, cancheramente, de las posibilidades de leerme
Puede que si te guste algo, sea algo de lo que seas parte
Puede, justamente entonces puede, que si algo no te guste...
Entiendes?

Tabaco, alcohol, sexo, narcóticos diversos, Pink Floyd
Situación de dependencia, la esclavitud más amarga y pura
La cosa dependencia, la primera piedra arrojada por el tullido,
Por el pobre imbécil que toda su vida fue persona dependiente.

Como eres todavía muy joven – sólo los jóvenes leen –
Aprende entonces la lección del primer día de esta semana
Que cuando basas tus emociones en un alguien – joven o no –
Le echas encima un fardo con el que ignoras querrá o no cargar.
- y crees que no eres egoísta –

Si quieres crecer, progresar, o bien desarrollarte
No te permitas cargar con egocéntricas satisfacciones
Que nacen y mueren en el placer de sentirse y creerse responsable
De una risa ajena, un soñar lejano de otro cuerpo, un esplendor que no te pertenece.

Tampoco caigas, sobre todo esto, en la fácil resignación de espejismo
Por la que eriges la columna central sobre los huesos de un cadáver
Cuyas últimas palabras sean de agradecimiento, justo a ti
Por haber sido tanto tiempo fiel a lo que jamás pudo llenarte.

Muchos te dirán todo lo contrario, te lo dijeron toda la vida
Pero, mirándote a los ojos, de todos ellos, a cuántos conoces?
Y de todas las cosas, cuántas de ellas conoces en realidad?
Si de pronto adviertes que lo que conoces es poco, casi nada
Quizá vislumbres, como un golpe, o un filo, que pudiera ser
Que llegues a saber algo, a pesar de desconocer mucho.

Nombres, la vida del que está llena de nombres
Que en su risa o en su llanto esté un nombre
Que en lo alto y en lo bajo, esté un nombre
Y la vida de aquel al que no le podemos arrimar un nombre...

Alrededor tuyo, las cosas son, y parecen ser, y tienen nombre
Y el hombre tuvo que nombrar a todos los animales
Y el ángel evitó responder respecto del suyo
Y tu agenda llena, tus libros llenos, toda tu memoria llena... de qué?

Si para tener un nombre, ganárselo, hay que despojarse de los otros
Si para que a quien elijas lo posea, debes borrarle el tuyo
Si para seguir siendo lo que es, necesita del que le dieron
Si para mutar precisa uno nuevo, uno impuesto por sí mismo
Como el gusano que se encierra, como un algo metido en la cabeza.

El docto juega, con los trozos envenenados
Los ratones sufren, y creen que no pueden dejar de hacerlo sino muriendo


- Pobre, pensar que tiene a quien llamar
- Y bueno, por algo será, no?
- Y sí, pero qué?
- Qué se yo, cómo ponerle un nombre a eso?

Andrea
05.06.01
00:23 hs.

Miércoles

Parece una mentira, y aunque la es, la finges creída
Injusticia torpe – no cruel – de pretender proyectar
Lo interno a lo externo, tus agujereados cielos pobres
Como si pudieran bastarle a quien lamió el infierno.

Todavía insistes, negándole negación a un opuesto
Mientras el opuesto observa tu acercamiento a la caída
Cada vez más espectador, cada vez menos jugador
Respecto de un espectáculo al que le va negándolo todo.

Hincha el pecho, mueve las caderas, mira de soslayo
Llora a escondidas – con testigos -, o ríe entre otros
Nada vale cuando la moneda muy, muy lentamente
Va girando entre brasas, dejando relucir su divisa .

Esto irá hasta el final, como si fuese algo costoso
El engaño sobrecogedor de litros de sangre en menos
Frente a toneladas de registros publicados en más
Y tú te abrazas, llamándole amor a tu necesidad genética.

Hay un vuelo que no es imagen, que es aire en movimiento
Que se describe, que se habla, en círculos livianos, perceptibles
Al que no llegas, al que rechazas, sabiendo tan bien por qué
Por cosas del miedo, ese pequeño pánico al después de todo.

“No te quejes de tu suerte, ni envidies la ajena”
Sano consejo a los enfermos, reflexionas, pero no cedes
Las pruebas no alcanzan, no alcanzaron nunca, nunca alcanzarán
Quisiste el fuego que consume, pero no te atreviste a convertirte en leño.

El ardor no se cansa, no se hastía, simplemente elige residencia
Le da igual muchas copas demás, o la falta de una sola – de agua –
Lejos o cerca sonidos, que pueden ser música, o versos hablados
Viviendo de la insoportabilidad de ser tan así, tan siempre lastimador.

Juegos de amistad, la escuela de la calle, la voz de la experiencia
Acaso por no hacer nada habrían de aplaudirte y ofrecerte alimento ?
El techo siempre estará ofrecido, “toda oferta crea su propia demanda ”
Mira, no se trata de a quien sujetas, sino “de quién dirán que eres ”?

Con desenfrenada lejanía miro los objetos fijos a mi alrededor
Fijo los ojos en diez mil años venideros, visitantes de otros mundos
Notas intuitivas de lo que fue, y precisamente lo que casi fue
Extravío del peor conocimiento, el que dice: demasiado tarde.

Fuegos artificiales, sonoridad expresada en otra lengua
Cosquilleo en las caderas, la boca abierta, los ojos cerrados
Danza pura, abandono momentáneo, la victoria de los sentidos!
... Y enseguida el peso de ser lamentablemente describible.

Deambulo entre mesas, aquí el hastío, allá la esperanza
A qué bando le ofreceré la redención nocturna de sus días?
Ah! La vanidad de manejar esas variables húmedas y tristes
Tenerlas ahí, como una tecla bajo los dedos, esperando silente.

No me cuesta, me resulta fácil, me resulta sencillo
Cuerpo de bestia, alma de amante, criatura de Dios
Tú eras quien callaba, tejiendo la red completa e imperfecta
Con la que en lugar de peces querías cargar con el mismo mar.

Estará bien que alguna vez descanse esta cabeza
No importa en quien, aunque a ti te duela
No importa en qué, aunque a ti te importe
Pues a ti te valió, pero como no fue tu extremo, no te dolió.

Eran dos hermanos, recuerdas?
El uno ofreció algo, y nada más
El otro, un además de reproches
El uno murió, el otro vivió con un signo.

En el fondo pensaste que no valdría la pena
Dudaste, preguntas varias del cómo respondería
Pero eras tú quien sabía que no valía la pena
Era tu ser el que dudaba de su propia capacidad.

Lo humillaste, pero era a ti a quien degradabas
Lo probaste, pero era a ti a quien no perdonabas
Lo rechazaste, buscando tiempo para conciliarte
Y lo juzgaste, y no era tu espejo, ni siquiera el marco, era.

Dos opciones, las más sencillas, las de siempre
Sigue, las cosas no cambiarán, no podrías
Cambia, las cosas seguirán, a menos que puedas
Y una tercera, el invento de algo más que el opuesto.

Miércoles, mercurio, mutación, mutarías?
Seguirías?
Cambiarías?
Inventarías?

Todos saben la respuesta.

Smarc
00:35
26.07.01


Martes

No finjas, no duele tanto, va más allá del dolor
Sé que te cansa, y mucho, pero no te agota,
Comprende que no puedo turbarme por tu tristeza
Y aunque lo tuyo es parte de mí, yo no soy propietario.

Qué esperabas? Olvidas que el límite no se detiene?
Te pesan los hombros, pero te yergues como ningún joven
Hablo de lo alto, sin estar ahí, con lo que en tus lados se habla
Mezcla de lo que vivimos con lo que ya les han vivido.

En verdad alguna vez creíste que no tenías opciones?
Acaso sentiste que la decisión nunca fue tuya?
La ropa que tienes, esos trapos sentimentales que no te abrigan
Quién los escogió? Quién no toma una hoja y se abre la carne?
Y si lo hiciese, quién lo haría? Actuando o no, por quién respondes?

Hagas o no hagas, eres consecuencia, y eres causa de un después
Tu vida es solitaria, pero no está sola, a pesar de la neuralgia
Cicatrices nerviosas, acomodo del cuerpo a su potencia individual
Lo sabes, no lo dices, no lo expones, pero inevitablemente lo reflejas.

Esas cosas que quieres, te enseñaron a quererlas, por qué quererlas?
Esos hechos que crees te lastiman, desde la piel de quién se ha determinado?
Es igual lo que desde otros y lo que dentro mismo?
Aceptaste la venta, o fuiste por el camino que toma lo no vendible jamás?

Y si pasa que ellos no pueden volverse de tu lado?
Si eres quien habrá de estarse un tiempo en sus otras pieles?
No es bueno distinguir, lo bueno es el bien
No es malo no ver, lo malo es el mal.

Sabes? Hay un riesgo en esconderse, y otro en proclamar
Pero el estar no tiene sitio, por eso el haber estado permanece
Aunque quien estuvo, por hacerlo, a otro punto se dirige
Con qué juegos te evadirías de tu ser, por cuánto tiempo?

No creas que la ofensa es tuya, y que la alabanza ajena
Puede que no necesites repetir lo antiguo, sino cumplirlo
Mira que de vez en cuando alguien comprende que un martes
La atracción puede conquistar, y la conquista hacer suya lo atractivo.

Tus padres mueren
Tus amigos te traicionan
Tus deidades no te escriben
Tus creencias ya no te necesitan

Qué te queda y quién te sobra?
No es lo que ignoras lo que te mantiene?
No eres quien se ignora?
No eres?

Andrea
22:26
10.07.01


Sangra

Gemía, en latín, encerrado en una caja
Le pedía cosas a su deidad
Todo el fondo gris, todo alrededor
Yo estaba al lado, escuchándolo.

Qué sintió Eva, al saber la suerte de Abel?
Después de cuántos suspiros una madre
Puede permitirse el cansancio, la derrota
Y pensar un poco en lo que le queda de tiempo?

Aquí, afuera, bajo el bombardeo, en el tiroteo
No queda espacio para la angustia personal
No hay dudas, la carne es frágil, como la mente
Se acepta, se sobrelleva, y a veces se acierta.

Como un trozo de mierda en un inodoro
Así flota el hielo en el vaso del whiskey
Afligidos estetas callan, mientras comen
Y al final, el que ayuna, también excreta.

Cuando al hijo comienza a preocuparle el padre,
Cuánta alegría les queda hasta que uno de ellos muera?
Las horas turbias, visitadas por presagios dispersos
El peso de lo inconcluso, el de los ideales perdidos.

Smarc
22:45
06.11.01


F

Desenvainaron detrás de los muros
Con el corazón latiendo en una idea común
Sin el temor al público, sin ansia de espectáculo
Por el impulso del sentido que abriga el fanático.

Entre la lluvia y el fuego
Por el camino eléctrico de un sólo rayo
Una amistad de muerte y resurrección
Los ojos de otra vida puestos en esta.

Y si llama dile que venga
Que prepare comida y abrigo
Y que no olvide traer las cuchillas
Para rasgarle al tiempo sus emociones.

Algo cómodo, como un almanaque
Los intentos continuos del demente
Y algo difícil por inexacto
Como las fantasías del insatisfecho.

De un lado de la ciudad esperan
Del otro velan también persistiendo
Y el que lo sabe ni asiste ni aguarda
Y a mitad de camino alguien no comprende.

El sol de los domingos
La risa profana
Los cabellos recién lavados
El secreto murmullo de la historia.

Te nombran, Josefo
Los que no estuvieron
Al tiempo que marchan
A donde los hospitales duermen.

Ventaja de callar el durante
Esculpiendo el rostro propio
Con esa lástima ondulante
Escondida y a mano en los bolsillos.

Ffffffffffff

Sumergirse de verdad
Sin contener el aire
Sin tener que hacerlo
Sin necesitar hacerlo

Y sigue, y sigue, y sigue

Andrea
12:50
23.09.01


Momento

Perdió la meta, pero no el enfoque
Sin aferrarse, se asía liviano al madero
Puro cansancio, todavía esquivando la resignación
Se movía, para ocultar la quieta paz de su alma.

Nunca tuvo por qué ser protagonista de su vida
Su ausencia marcaba lo complejo de lo ajeno
Y lo ajeno pensaba, creía, sentía lo contrario
Que era el que escribía el que en realidad vivía.

Pasa

Todo guerrero que se precie, se sostiene de promesas
Y cuando se las cumplen, se vuelve algo cariñoso
Comienza a desteñirse, y de a poco va desapareciendo
Para que a los más débiles no les duela tanto su partida.

Pero esto solo ocurre al final, y pocos lo notan
Antes sucede lo cotidiano
El tiempo entre una caricia y otra
Los gestos, entre una visión y otra.

Sal

El pastizal que retiene la mirada del sol
El hombre tendido, escudando la hierba
Tres pilares tendidos, por vez primera
Con los ojos cerrados y la mirada atenta.

No importa que entiendas, sí que sientas
Tener, o dar razón, sólo es ser razonable
Y desde mí, disculpándome de antemano
Razonar tan sólo es un medio para llegar.

Detente

Observa el oleaje, no hay dos olas iguales
Una sola de ellas será la más alta, este día
Cuando la veas, si llegas a lograr hacerlo
Mira al costado, alguien te estará mirando.

Smarc
10.11.01
23:03



Fastidian

En una mano llevas la Biblia, o una novela no comprendida
En la otra llevas una espada, o una agenda electrónica
Y si noto con terrible precisión estas gigantes manifestaciones
Es sólo porque al final de cuentas nunca me ha importado.

Debieras traer una pala para cavar muy hondo
Y el mejor tratado de asepsia conocido
Para a paladas escudriñar dentro mío
En una letánica lucha contra los glóbulos blancos.

Estar vivo entre los muertos, entre millones de muertos
Paisaje de fracaso, no desolado, no abandonado
Todo lindo, pero con la sospecha de que no lo es
Y la sospecha muta a duda, y la duda no muta.

Menos mal que en verdad no has amado
Ya sabes, usar una palabra no implica vivirla
Así todavía te quedan las creencias livianas
Como que has acertado, o que te han traicionado.

La certeza final es que nadie debiera tener derecho a pedir
Pero el invisible hace creer que el que entrega no quiere tomar
Y como todos aspiran más bien a ser tomados que a poseer
El circulo se quiebra, en una espiral opuesta a septentrión.

Ah, pero tu comprendes, tu perdonas... tu esperas

Objeto de sospechas, ya no eres blanco deseable
Así es cuando confundes reserva con abstinencia
Exceso con sinceridad, cariño con algo más
Es tu culpa, siempre lo ha sido, y nadie morirá por ello.

Mira a tu alrededor, mira tu entorno en todos estos años
Si lo que ves te es suficiente, no leerías
Si al terminar el día, con la dulce compañía de tu envoltura
Buscas algo más, en dónde está la falla?

###

Hay otra versión de todo, y otra más
La Verdad, y lo que alguien imagina
Algunos pasos en la vereda que sabe tu nombre
Y ese olor a un alguien que fue la paz.

Puestas las sandalias, cómo desatarlas?

Después del enojo, cuando duele el recuerdo
Por el aroma a decepción que lanza al futuro
Ya con la expresión del nihilista inaugurado
Todavía una partícula de cristal casi a final
Suspirando por ser quebrada.

Un guerrero agradece siempre a su mejor enemigo
Por que por él se afirma en su propia grandeza
Como un cura agradece al pecado
Por que por su causa su misión adquiere realidad.

Así, cada quien agradeciendo a su opuesto
Y cada cual con asomo a la superioridad
Humildad, vanidad, orgullo por la caridad
Para fastidiar, sin que ése sea el fin.

Andrea
22:47
04.10.01



El susurro

Nacido para morir
Muerto por haber vivido
La burbuja contenida
En el fondo de un océano.

Arriba habita la misericordia
Hacia arriba escala la piedad
Marchan, encabezados por sí mismos
Sin tiempo para reír, sin motivos para llorar.

Señores de la resistencia
Domesticadores de momentos
Se yerguen sin inercia ni costumbre
Descubriéndose continuamente, hacia arriba.

Gira la vida que envuelve a los escribas
En medio del remolino se levanta la escala
Pocos ven a los que suben, se nublan, se exaltan
Buscan el cómo, en el origen al Creador, que no lo tiene.

El acero se inserta antes que sea visto
Otro cuerpo espera por la misma suerte
La mano ejecuta la orden del también obediente
Se cumple la sentencia, la entrada libre, el paso no.

Salpicaduras de lo mundano
Ese vacío de los elocuentes
La mera desdicha mediocre
El cúmulo de carencias del que se depende.

La semilla se negó a brotar
El capullo se negó a abrirse
La negra se negó a amamantar
Pero no vieron, que negando también se afirma.

No pisa con fuerza, encendiendo emociones
Hunde despacio, desde abajo, con venenos callados
La escala persiste, la escalen o no
Lo fijo, ni depende, ni crea dependencia
Lo fijo es instrumento.

Mientras tanto, los hospitales esperan
Su propio sentido, su propia escala
Y hay un susurro que se desliza entre los pasillos
Entre las calles, y a algunos les dice: hacia arriba.

Smarc
18:39
11.11.01


Lo que brilla del imposible

Como el crepúsculo, siempre condenado a muerte
Interpretaba por defecto las señas primitivas
Pérdidas eléctricas, fallas del alcance
Mirar una estrella, pintarla, y así crear una nueva.

La precisión es fría, matemáticamente inverosímil
La vida de los astros, la edad de la tierra
Y hasta una tabla dimensional de las emociones
Estudiar estos aspectos, vivir haciéndolo.

El mareo, una ligera interrupción, la marea
Cae la llovizna, y aquello que parecía ya cercano
De nuevo se hunde, dejando sólo rastros, huellas
Queda el olor, la última presencia del ya pretérito.

En el imposible, en lo inalcanzable, incluso en su búsqueda
No hay temor a la decepción - no lograrlo es la constante -
Agrio veneno que suele acampar junto a la victoria
Cuando lo que se necesitaba, no era lo que se quería.

Los riesgos, entonces dejan de ser peligros
Para convertirse en señales del tortuoso camino
Que se podrá o no llegar a querer transitar
Para dar al fin, con el principio de la carretera.

Más que esto, el día a día
Ir cambiando de embarcación
Con furor, gritos y sudores
O sencillamente desde lo inconmovible.

Tragedia de monedas a la entrada
Increíble decisión de quebrar la voluntad
Y hacerla más fuerte, hasta lo incomprensible
Rozando el ser, los bordes del alma.

Andrea
18:35
06.10.01


Ángela

Si tan sólo te entregaras
Por encima de coincidir
También cargaría una cruz
También yo tendría un sembrado.

Después de la inteligencia
Donde la erudición pierde
Y gana la piel cada batalla
Y los labios parecen expandirse

Punto frágil, demasiado vulnerable
Exposición de fruto, no de bandera
Al alcance del que siente hambre
Y no del que tiene ideales, fines, cosas...

Ese sol de afuera, que tanto quieren
No alcanza a disimular este invierno
Donde nada sangra y todo aguarda
La puerta abierta, la fe más amplia.

Tengo un idioma oculto
Al que no se accede, al que se llega
Mientras tú expones tu piel
A la que no llego, a la que no alcanzo.

En el exceso de la necesidad
Una sola sonrisa, la tuya
Y en lo más álgido de la rotura
Tus morenas manos, sin que lo sepas.

Inocente bandida, cruel entre las crueles
Te sé tan niña entre tus afeites
Tan fuerte entre las débiles
Que te sé reina de mis prados.

Me duelo en ti, por mí
Por el cansancio que no me pertenece
Por las ansias que el tiempo destruye
Por haber permitido que sigas las normas.

No sabía, juro que no sabía
Que al dejarte pasar
Me dejaba pasar a mí
Cuando lo que buscaba era quedarme.

Menos mal esta fuerza, sin destreza
Que todavía me clava tu nombre
Que se place en abofetearme tu andar
Que suave, me expone tu cuerpo de vino.

Soy el que pierde, es sabido
Pero pierdo con gracia
Sé loar al que en justicia gana
Por que en mi paso, no sólo hay deseo.

Sin embargo, mi exquisita dorada
No te descuides nunca
La guerra es mi oficio
La rebelión mi pasatiempo

Solo la amistad te salva
Porque por ella me rindo
Y porque lo que admiro
- cualquiera sean mis razones –
No lo profano con mis manos.

Smarc
15:57
17.11.01

Ya se acabará

Despacito, como sólo en Latinoamérica
Me tocabas el alma, me llovías, me secabas
Teniéndome así, como si yo fuese el que posee
Y yo te quería, y eso estaba bien, porque eso bastaba.

Hoy, veinte años después, o treinta
Todavía no aprendo a contar nuestros momentos
Aún tardo en escribirte, incluso en hablarte
Porque lo poco que somos, al menos para mí es mucho.

Te quise, a veces sólo para poder odiarte
Y ahora veo que te odié para medir mi necesidad de vos
Ventaja de los años, el tener las rodillas maltrechas
Pero la sonrisa intacta, como si fuese verdad que el tiempo pasó.

A mi edad duele un poco ver que he llegado tarde
Que de tanta gente, hay solo una en quien deposito mi faz
Aunque me queda el exceso, lo inmenso de la injusticia
Tenerte a mi lado, aunque nunca hayas estado de mi lado.

Estoy algo viejo, son muchas décadas, qué hacer?
Y mi espalda sigue reclamando que al final del día
Sean tus manos las que la recorran, no otras, no otras
Y despertar y verte, como cotidiana repetición del imposible.

Desde Belfast, una brisa también me da calor
Y con la vista desde Oslo, también el trigo y el pez
El tiempo que queda, las batallas que hacen la guerra
Y vos viva, a veces viviendo mis vivencias.

Ya se acabará, de aquí a poco
Entre tanto los dos
Como mañana, y pasado
Como ayer, hacia delante.

Esta noche no buscaré tu cuerpo, lo tendré
Y aunque sea tu aliento el que me sostenga
Y aunque lo que hayas dicho sea lo que sientas
Todavía será lo callado lo que más sepamos.

Suerte que supimos
Que asumimos
Que escondimos
Que entonces fuimos.

Andrea
23:49
08.10.01


El peregrino

Los presagios suelen visitarlo
Pero los rechaza decididamente
Le basta el peso de conocer el pasado
Porque hasta el destino es sólo una posibilidad.

Sobre su corazón, ya sin edad
Donde tanto tiempo vivió un cuervo
Ahora anidan dos águilas jóvenes
Hechas de guerra, aptas para el descanso.

Cruz cerrada, difícil X
Sintiendo el susurro de la libertad
El goce de vencer la opresión con la entrega
La ofrenda aceptada, la mirada hacia dentro.

Dos guerras, una con armas, la otra no
Fijas en la mente como clavos en un madero
Y una herida más, y otra aún mayor
Para que ante los otros ojos el agua lave.

Bajo la luna los lobos resplandecen la mirada
Apresurados atraviesan el centro de la noche
Sonríen, también ellos se saben perseguidos
Inquieto jadeo, la voluntad de seguir persiste.

La humanidad murmura, sisea sin gracia
O divaga elocuente sobre lo que no alcanza
O calla, vencida por su propio cansancio
Y como puede, sigue, cuando perseguir le es demasiado.

Palabras nuevas, para un tiempo viejo
Pero para la misma verdad, la oculta
La que toma, no la que se posee
La que abarca, sin dejarse abarcar.

“Haced lo que podáis, nada menos”
Dijo el peregrino, y se marchó veloz
Como un suspiro presentido, conciente
Que dura desde el antes y llega hasta el después.

Smarc
22:58
19.11.01


Todo cae

Por momentos todo cae, todo carece
Cúmulo de situaciones sensoriales
Con principio y con final, pero desconocidos
Bruma, corriendo sin sentido entre otros corredores.

Desnivel bajo, pendiente que se sabe a sí misma
Conciencia de una realidad conciente de sí
Sin abordarla, asumiéndola de paso
Fingiendo que no es tan importante.

La voz que proviene de un cuerpo común
Y que dice “hacé nomás tus cosas”
Y ahí la posibilidad de rechazar profundamente
O de comprender, otra vez, la sencilla estupidez.

Rebelión por simple hastío
Aún cuando el sol invita a beberlo
Y las horas a ser olvidadas
Y el futuro es cocinar, hasta morir.

Caen los conceptos, con su peso duplicado
Se desploman las palabras, sin orden, con esmero
Y aún así mantengo los ojos abiertos, fijos
Mientras de lejos me llega una música infantil.

Quiero sentir, aunque sea una pena, una lástima
Tengo energía para evocar un recuerdo exacto, no sirve
Capacidad para esbozar todo el futuro posible, no sirve
Yo es que todo cae, y el presente se queda solo.

Alguien habla, interrumpe, ese es su rol
Las estrellas se lo perdonan, incluso los 7 planetas
Los cuatro planos no mutan por ello, no sienten
Y para resistir me vuelvo denso, opresivamente libre.

De rojo se tiñen las montañas, de fuego, no de sangre
El viejo latido despierta, guarda una navaja dentro
Endurecido por el asco, enternecido por lo efímero
A través de un silencio interno, todo vuelve a su sitio.

La voluntad de las máquinas, la quietud de los hombres
El paso inútil de dos ideas, de una mente a otra
Vivir la caída, punto vital para hablar de comunión
Y sonreírle a la noche ganada, a la hoja impresa.

Andrea
27.10.01
20:30


Contramarcha

Dentro de una misma hora
Y en una misma noche
Cuando alguien ceda al reposo
Otro persistirá en su esfuerzo.

Ambos carentes de sentido
Ambos creyendo en lo que hacen
Estropeándose mutuamente los instantes
El uno porque sobra, el otro porque falta.

Habrá que llamar al sacerdote más cercano
- El que sólo es entendido por otro sacerdote -
Y a los vecinos, que nunca fueron atendidos
Y exponerles el caso, para que nadie comprenda.

Y esperar, a que el desierto avance o retroceda
A que la luna por fin estalle y nos salpique de sangre
A que los insectos alados devoren a todos los pájaros
A que el monje se case, y el cansado se haga monje.

Y mientras se espera, no queda más que hacer
Que a cada día le siga una noche - y no dos -
Que a cada causa le corresponda un efecto
Que cada cosa tenga un lugar, coincidan o no.

El resto es simple, aventura pura
Delitos, conflagraciones, lastimaduras
La quieta pose de la estatua que suspira
Los escritos que siguen respirando el aliento de su escriba.

Libre, sólo para cuestionar
O redescubrir preguntas y respuestas
Para saltar la hora común
El sudor del semejante, no del igual

Queda la inacción, la contramarcha
El mudo atestiguamiento del devenir
Con la sonrisa estéril colgada en la boca
A la sombra de los que ocultos aguardan.

Smarc
20.11.01
22:42


Un segundo

Un día ya no podré comprar libros
Entonces, comenzaré a leerlos.

Un día, ya no podré leer mis libros
Entonces, comenzaré a escribir.

Un día, ya no podré escribir
Y entonces, comenzaré a vivir
Durará un segundo, y será eterno.

Andrea
23:10
10.11.01

Lo breve

Cómo podría bastarme un solo sol
Para iluminar mis días más bajos
Donde todo recuerdo es el de tu partida
En los que la alegría ajena, ahora molesta,
Me lastima como vidrios en los ojos?

Puede que sea cierto que te haya elevado
Pero para hacerlo, también tuve que escalar
Olvidar hasta la esencia de lo frugal
Los días de guerra, la hora de penumbra, la sed.

Me queda el éxtasis de la incomprensión
Confirmar cada minuto lo único de mi existencia
Porque es ahora que en verdad soy diferente
Porque ya nadie enlaza mi nombre con otro.

Derrotado, por no perder nunca
Ganador, por evitar toda disputa
Preso de mis sonrisas postergadas
Como la leche en un seno muerto.

Si le pidiese a Dios que vuelvas
Me lo concedería, nada le cuesta
Pero volverías cambiada, acertada
Serías lo que tengo, no lo que quiero.

Y pensar que siento, y que sé sentir
Que docto en resistencia, también me cansa
Que querer no baste, ni llene, ni alcance
Que no sea la carencia la que manche, sino el derroche.

De nuevo, contigo, pago anticipadamente
Por lo que habrá de sucederme, y que espero
Ocurra antes que envejezca demasiado
Para que pueda vivirlo mientras sepa compartir, sin pedir.

Como despedida, a la que no acudirás
Te cedo lo breve, que crees mejor
Las noches que estuvimos solos, frente a frente
Cuando aún distintos buscábamos lo mismo.

Smarc
23:20
21.11.01


Compañía y complemento

Dicta, yo te oigo.

Dos naves, una de guerra, la otra no
No hay nubes, el mar es verde, y azul
Menos dos, todos sonríen, con las manos apretadas
En cada galera un hombre repasa su historia.

La cueva es oscura, comparada al campo, pero es tibia
Como las cosas conocidas hace tiempo, como que
Es el pastizal el que cuida a la lluvia del desierto
Como es el que ve el que expresa lo que siente.

La llama fija, el orden con el movimiento como coraza
Y no como velo, como laberinto sensible
Ese abrazo que oculta lo más cierto
La comodidad distendida de poder rozar algo verdadero.

Labios...

Si te mueves te entregas, te ofreces
Si asumes la extrema quietud, te toman
Hacía dónde va el velero?
Podrá el navegante viajar con los ojos cerrados?

Sólo puede poseerse lo inacabado
Lo que otros, o lo que a sí mismo se construye
Porque cuando la obra culmina, cuando llega a fin
Sólo a sí se pertenece, y entonces reposa, y parte.

De vino, llenar dos veces una misma copa
O llenar dos copas, del mismo vino, una noche
Hacerse compañía, o dejarse complementar
Tener opciones, a pesar del reproche del mundo.

Sobreviviendo a las sombras...

El asfalto que piso grita de dolor, bajo mis pies
El cristal se quiebra, se esparce, cae
De nuevo cuesta, de nuevo los filos
Porque es el temor el que define al valiente.

No mi amigo, no; no, conocido mío, no
Yo no cargo con el pecado del mundo
Yo interactúo con la mediocridad nuestra de cada día
Busco las perlas que arrojaron a los cerdos.

Andrea
21:30
16.11.01


El peso de la falta

Tengo una lista de reclamos
Los que me hicieron
Los que atendí
Los que ignoré.

Tengo otra lista de reclamos
Los que hice, solo por ser sincero
Y los que guardo mirando a otro lado
Para darte la sorpresa que cambiará tu rostro.

Aquí el culpable
El ladrón de noches y madrugadas
Objetivo favorito de la primera piedra
El que por divertirse aleja suave el reposo.

Privado de crear, genero
Inquieto, aguardo me dejen entrar
Tomo una o dos historias
Les muestro la risa, aunque por dentro...

Como sea, no importa
Quién se fija en los recuperables?
Quién hace estallar la pólvora mojada?
Quién, de las cenizas restaura el fuego?

Falta poco, o falta mucho
El hecho es que falta
Y lo que falta pesa
Pesa tanto que te eleva.

Smarc
23:35
21.11.01


Mañana

Que flote el mundo, con sus noches
Sus días, sus estaciones precisas
Los vuelos de avión, los atentados
Y la manía por lo impreciso.

Flota tú con él, con tus historias repetidas
Tus sueños, proyectos, todo tu pasado
Tus deseos no satisfechos por nadie
Y el libro donde anotas mis desgracias.

Que todo flote, y que floten todos
Que por mi parte, con exactitud de abeja
Comenzaré a querer mañana
Como no lo hizo nadie, como jamás volverá a ocurrir.

Ni días, ni planetas, ni nombres
En otro ámbito, en otra constelación
Sin la dependencia de ninguna carencia
Sin puntos cardinales que me fijen.

Querré absolutamente, todo en mí querrá
Querré tanto y con tal abundancia
Que mi cariño no podrá mermar
Ni con el hastío, ni con la decepción.

Tanto querré mañana que lamentaré
No haber querido así antes
Pero me sentiré alegre
Porque ni ese luto disminuirá mi cariño.

Floten, incapacitados para el hundimiento
Mañana mi cariño los arrasará
Les queda esta noche para vivirla como siempre
Condenados a la penitenciaría de lo monótono.

Por esta noche, todavía, por lo que queda de ella
Podrán seguir siendo lo que son, desde que nacieron
Todo eso que mañana será lo que fueron
Porque mañana querré por encima de los diccionarios.

Tú, que no me sabes, ahora lo sabes
Yo, soy yo el que te ofrece el cuándo
Será mañana, exactamente mañana
Pero no será la mía, será tu mañana
Yo te ofrezco el cuándo, tú lo decides.

Andrea.
24.11.01
22:01
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://dualidad101217.forosactivos.net
 

1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Dualidad 101 217 :: 2002 :: Duelos-